guanavita a3

La final se jugaría en Paraguay

20181125 636787727188516933 20181125200244654 kUpG U453148153528zRF 980x554MundoDeportivo Web

La final más larga del mundo ahora se juega en Paraguay. No porque se haya decidido que el partido postergado -sábado y domingo- tenga sede neutral sino porque luego de la reunión de hoy la reunión de presidentes de Boca y River con las autoridades de Conmebol a partir de las 14 horas (peninsular española).

Como se dice peyorativamente en la Argentina, se juega en el escritorio. Igual está mal definirlo así: se resolverá allí porque hubo una grave agresión a los futbolistas visitantes cuando llegaban al estadio Monumental.

Las posturas allí se perciben claras. Conmebol quiere inmediatamente definir una nueva fecha, que se presume podría ser el 8 de diciembre. River acata con gusto ese nuevo partido en su cancha. Boca, dicen en la intimidad, va a por todo: quiere los puntos, la final, la Copa Libertadores. En su presentación pide que se aplique el ya famoso artículo 18 y le den ganado el partido. No quiere volver a jugar. Aún cuando esa opción sea considerada en el seno de River como una grave traición.

Revancha por el 2015

Un juego de intereses que busca devolver lo que pasó en el 2015. Producto de gas pimienta tirado por un hincha de Boca a la salida del túnel, los jugadores de River no pudieron seguir el segundo tiempo. Allí la sanción fue darle el pase a los cuartos de final de esa Copa. Eso pidió Carlos Tevez. Aún cuando le pareció mal que se resolviera de ese modo aquella vez. En ese episodio, claro, el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, estuvo de acuerdo. Ahora puso el grito en el cielo cuando le presentaron ese posible escenario.

Todo puede pasar en la reunión de hoy en Luque. Que se juegue en River con público en algunos días. Que se vuelva al Monumental sin público. Que se vaya a otra sede. Que no se juegue. Política, ventajas, reglamentos, disputas que se hicieron casi personales. Todo ocurre hoy para ver cómo se define esta final que se esperaba con expectativa y ahora se padece con tristeza. De hecho se conocen casos de hinchas que no volvían a ir el domingo por lo mal que lo pasaron el sábado. Allí hubo gases, agresiones, robos y sólo 30 detenidos que ya fueron liberados. Lamentablemente, a los ojos de todo el mundo, un bochorno muy argentino.

Dimisión de un ministro

Por otra parte, el ministro de Seguridad de Buenos Aires, Martín Ocampo, presentó ayer su renuncia a raíz del fracaso del operativo de seguridad del sábado en torno al estadio Monumental

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

youtube 01youtube 01youtube 01

la chira